Guia por Múnich
La capital de Baviera

Castillos medievales, arte elevado y el famoso Hofbräu

Distritos de Múnich

De forma oficial, el territorio de Múnich está dividido en 25 distritos. Pero seamos sinceros, esta división es una mera formalidad, especialmente para los turistas. Los distritos administrativos de la ciudad tienen poco interés para los visitantes, ya que se enfrentan a dos cuestiones: dónde es mejor alquilar un alojamiento y qué ver.

El distrito de Altstadt-Lehel, o casco antiguo, es toda una concentración de atracciones históricas. Aquí se encuentra uno de los símbolos de Múnich, la catedral Frauenkirche, la Marienplatz y la columna de la Virgen María, la Residencia de Múnich y los dos ayuntamientos, el Viejo y el Nuevo. La yuxtaposición de edificios de los siglos XVI a XIX y catedrales renacentistas infla el precio del alojamiento. Los alquileres de pisos y los precios de las habitaciones de hotel en la zona son los más altos de la ciudad. Pero el lado positivo es que no hace falta gastar dinero en transporte público, y todos los lugares de interés están a poca distancia.

Bohemio y salvaje. Esa es una característica contradictoria del distrito de Maxvorstadt. Se considera el barrio más estudiantil de la ciudad de Múnich. Está llena de pubs y librerías, clubes nocturnos y todo tipo de restaurantes, desde tiendas chinas hasta bares de tapas españoles. Muy cerca se encuentra una isla de arte (tres pinacotecas de Múnich) que todo intelectual que se precie debería visitar. Los precios de los alquileres en Maxvorstadt son más modestos que en el centro histórico, y los principales lugares de interés están a sólo 15-20 minutos a pie.

Al sur del casco antiguo se encuentra uno de los barrios más pintorescos de Múnich. Se trata del distrito de Haidhausen. Está diseñado para la relajación pacífica. Sus numerosas plazas y parques invitan a la meditación, las acogedoras plazas y calles estrechas atraen a artistas y músicos. Además del ambiente especial y único de Haidhausen, aquí hay muchos clubes nocturnos y discotecas, por lo que los jóvenes de corazón nunca se aburrirán en esta zona. El edificio de Maximilianeum de estilo neogótico y el centro cultural Gasteig son otras de las atracciones.

Otro barrio que merece la pena mencionar es Schwabing. En los siglos XIX y XX se ganó la reputación de barrio cultural, gracias a artistas y escritores alojados allí. Desde entonces, la escena cultural de Schwabing se ha cambiado y la zona se ha convertido en un popular destino nocturno de Múnich. La zona está repleta de bares, sex-shops, clubes gay y locales nocturnos. Durante el día, recomendamos un recorrido por el Jardín Inglés, una visita al Mercado Elisabeth y un paseo por la Leopoldstrasse desde el Arco del Triunfo hasta el Palacio Suresnes.

Si está buscando algo de exotismo, diríjase al barrio de Westend. Es conocido por ser la calle más multicultural de la ciudad, y alberga a muchos inmigrantes de diferentes países. La diáspora turca es especialmente numerosa y esto define el sabor oriental de la zona llena de kebabs, especias aromáticas, tiendas auténticas y vendedores de alfombras. Si no tiene ideas preconcebidas, puede buscar alojamiento en esta zona. Sobre todo porque los precios son muy razonables.

Otras zonas igualmente interesantes, pero más alejadas son Glockenbachfiertel, Neuhausen y Nymphenburg. Pero desde allí tendrá que tomar el transporte público para llegar al centro.

Población de la ciudad

Múnich es una de las ciudades más grandes del país, sólo superada por Berlín y Hamburgo en términos de población. La mayoría de los habitantes de Múnich son alemanes. Los estudiosos los han identificado como una subetnia separada, los bávaros, porque los habitantes de esta región tienen una tradición cultural y un dialecto característicos.

Lo que no distingue a Múnich del resto de Alemania es el alto porcentaje de inmigrantes y refugiados. Cuenta con una gran diáspora turca de 39.400 personas. También aquí viven muchos inmigrantes de Croacia, Grecia, Italia, Austria, Polonia y otros países europeos.

En los últimos años ha habido una afluencia de refugiados de países árabes, especialmente de Siria. Sin embargo, esta situación no es típica y exclusiva solo en Múnich, sino en toda Europa.

Historia breve de la ciudad

Los primeros habitantes de la ciudad de Múnich fueron monjes que fundaron un pequeño asentamiento en la colina de Petersberg en el siglo VIII. En el año 1158 se hizo una crónica de la misma, y diecisiete años más tarde Múnich obtuvo el estatus de ciudad.

En el siglo XIII, la dinastía Wittelsbach se hizo con el poder en la ciudad. Durante su reinado, la ciudad de Múnich creció rápidamente y en el año 1806 fue nombrada capital del Reino de Baviera. Gran parte del mérito corresponde al rey Luis I, que construyó casas y decoró las calles, invitó a artistas destacados y abrió varias pinacotecas.

La ciudad de Múnich se considera la cuna del nazismo alemán. El Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán fue fundado aquí en el año 1920 y llegó al poder en Alemania en el año 1933. Ese mismo año, a 17 kilómetros de Múnich, en Dachau, se organizó el primer campo de concentración en el que se encarceló a los opositores políticos de Hitler (unos 70 mil de ellos fallecieron). Al mismo tiempo, Múnich, más que ninguna otra ciudad de Alemania, no aceptó la ideología del nazismo y opuso la más fuerte resistencia a ella creando movimientos.

La Segunda Guerra Mundial afectó muchísimo a la ciudad de Múnich, con numerosos ataques aéreos que destruyeron casi por completo su centro histórico y redujeron a la mitad su población.

Al finalizar la guerra, durante la ocupación estadounidense, la ciudad fue reconstruida. A mediados del siglo XX, Múnich era ya una ciudad de millones de habitantes, el mayor centro industrial, político y cultural del país.

Desde el año 1962, en la primera década de febrero, la ciudad acogió la Conferencia Internacional sobre Política y Seguridad, que se celebra anualmente.

La ciudad ha entrado en el siglo XXI con una economía muy desarrollada y dominada por la tecnología moderna. En el año 2011, Múnich se situó entre las diez ciudades con mayor calidad de vida (puesto 4).

Mejor tiempo para viajar a Múnich

La ciudad de Múnich es famosa por su clima cambiante. En primer lugar, porque la ciudad se encuentra en la confluencia de un clima atlántico húmedo y un clima continental seco. En segundo lugar, la proximidad de los Alpes, donde sopla un cálido viento föhn que puede cambiar drásticamente el tiempo en cuestión de horas. Por lo demás, la previsión meteorológica de Múnich es bastante prosaica. Hace frío en invierno y calor en verano. La temperatura media es de 0°C de diciembre a marzo y de +20°C de mayo a septiembre.

Notas útiles

Que debe hacer un turista en Múnich

  • Degustar la cerveza local. La ciudad de Múnich se cubre de espuma durante todo el año, porque la cerveza es la principal bebida de la región. Aquí hay tanto lúpulo que, para la legendaria fiesta de la cerveza Oktoberfest, hay que elaborar un nuevo tipo de Oktoberfest Bier cada año, porque los demás acaban fastidiando. No olvide acompañar su cerveza con una salchicha bávara, especialmente sabrosa en su tierra natal.
  • Ir de excursión a la Pinacoteca. De hecho, no sirven cerveza ni pinot noir. Quisiera decir: "¡Qué pena!" Pero no vale la pena, porque la Pinacoteca es un lugar embriagador sin bebidas alcohólicas. Las obras maestras de Durero, Botticelli, Da Vinci, Rubens, Manet y Van Gogh están representados en la Antigua Pinacoteca. Para conocer a Goya, Munch, Rodin, Picasso y Renoir, diríjase a la Nueva Galería. Los aficionados al arte pop y al expresionismo abstracto pueden visitar la Pinacoteca de la Modernidad.
  • Admirar la ciudad de Múnich desde arriba. El mejor lugar para ello es la Frauenkirche. No sólo puede ver toda la ciudad en la palma de su mano, sino que también puede contemplar los Alpes. Una cordillera nevada, tejados rojos, un objetivo gran angular y conseguirá unas fotos de veras muy estupendas.
  • Acercarse a la ciencia en el Museo Alemán. En el río Isar, en Múnich, hay una isla entera destinada a un gran museo técnico. Es más genial que un parque de atracciones, ya que todas las exposiciones son interactivas. Minas y submarinos, dirigibles y cápsulas espaciales, cuerdas de guitarra y difusión... Todas las muestras del museo le aportan una visión completa de la ciencia y demuestran que aprender puede ser divertido.
  • Visitar el castillo de Luis el Loco. Baviera es famosa por sus inexpugnables castillos y fortalezas, pero entre ellos Neuschwanstein es sin exagerar el más fantástico. Fue construido por el rey Luis II, y se puede percibir la obsesión del gobernante por las óperas de Wagner en cada ladrillo y pieza de la estructura. Todos los años, en septiembre, como homenaje al gobernante loco, se interpreta la música del gran compositor entre los muros del Castillo del Cisne, así que si está en la ciudad de Múnich a principios de otoño, no dude en reservar una excursión.
  • Echar un vistazo a la Europa de lego. A una hora en coche de Múnich se encuentra toda una ciudad de constructores conocida como Legoland. El fantástico parque de atracciones está dividido en 4 zonas temáticas: Miniland, Adventure Land, Pirate Land, Knights Kingdom. Y todas ellas están hechas de bloques enormes y coloridos.
  • Hacer una visita a la casa del "heladero loco". En la calle Amalienstraße 77, la tienda elabora helados gourmet con sabor a cerveza, salchichas, ginebra, almendras y quién sabe qué más. Es bastante fácil encontrar el local. Simplemente basta con seguir la larga cola de espera. Y no haga el error de probar varios sabores a la vez. Ya se preocupará de su figura más adelante.
  • Visitar el Museo BMW. Este es probablemente el paraíso de los entusiastas de los coches. La majestuosa construcción en forma de cuatro cilindros brillantes impresiona al acercarse al museo. Uno no puede dejar de maravillarse al pasar de una sala a otra, admirando los modelos de uno de los principales fabricantes de automóviles del mundo. La sede del gigante automovilístico bávaro se encuentra cerca del Parque Olímpico, por lo que se puede combinar la visita con un paseo por sus callejuelas sombreadas.

Mapa Múnich

Hoteles en Múnich

Últimos artículos

Todo
Coches del Tren de las Buenas Noches
07.01.2023
El nuevo tren nocturno de Londres a Berlín
Vista del aeropuerto de Múnich
03.01.2023
Aparecerá un nuevo sistema de seguridad en el aeropuerto de Múnich
El tren rojo llega a la estación
20.12.2022
Un nuevo tren nocturno partirá de Alemania hacia Croacia
Café de la calle en Berlín
18.11.2022
Todos los restaurantes de Berlín empezarán a mostrar su grado de higiene
Checkpoint Charlie en Berlín
30.09.2022
Punto de control Charlie en Berlín se transformará en la Plaza Memorial
Gare Saint-Lazare en París
08.06.2022
Se lanzará un tren directo entre París y Berlín